Lo que hice para vivir y estudiar en Corea del Sur: mi beca todo pago

Beca para estudiar en Corea

Jose lleva viviendo en Corea más de tres años. Se vino (como yo) detrás de una coreana que le robó el corazón. Para quedarse a vivir en ese país hizo de todo: trabajó como voluntario por un tiempo, consiguió diferentes trabajos enseñando idiomas y finalmente se ganó una beca de estudios para hacer su maestría en ingeniería Eléctrica.

A él lo conocí cuando vivía en Bogotá a través de un muy buen amigo que tenemos en común y desde que llegué a Corea fue de las primeras personas que contacté para aprender de su verraquera y de las posibilidades para establecerme acá por un tiempo. Esta es su historia:

Me voy del país

Beca para estudiar en Corea del Sur

Jose y Soni

Jose conoció a Soni en uno de los encuentros de intercambios de idiomas que tienen lugar en La Villa, un bar reconocido de Bogotá.

La coreana que estudiaba español en Colombia le robó el corazón.

Salieron por un tiempo y luego, cuando a ella le tocó devolverse, mantuvieron una relación a  distancia.

A pesar de que José estaba trabajando para una petrolera reconocida del país y estaba contento con su trabajo, eran más las ganas de volver a verse con su novia.

Sin tener mayor conocimiento de Corea compró un tiquete y le dijo a sus padres que iba a probar suerte en el país asiático.

Mis padres estaban preocupados, mi papá especialmente estaba un poco decepcionado de que me fuera detrás de alguien que acababa de conocer. Fue tanto así que no me habló durante un tiempo” me cuenta.

Pero Jose ya lo tenía decidido y era independiente financieramente de sus padres. Durante el año que estuvo trabajando pudo ahorrar lo suficiente para costearse su propio viaje y así partió.

Cualquier cosa por quedarme en Corea

Beca para estudiar en Corea del Sur

Jose en una de las tres salidas cortas que hizo para extender su estadia como turista en Corea

Su novia fue un apoyo importante para acomodarse en el nuevo país. Ella fue quien le recomendó que aplicara a un voluntariado con AIESEC, la red estudiantil más grande del mundo.

“Pagué alrededor de 300.000 pesos colombianos (100 USD) de inscripción, tuve una entrevista y empecé a trabajar en un orfanato en un pueblo pequeño de Corea.

Enseñaba inglés y compartía con huérfanos, al igual que niños de  familia del campo y con problemas intrafamiliares (violencia, violación y esas cosas)” continúa.

Estuvo haciéndolo por 2 meses y no gastó mucho dinero porque en el voluntariado le proveían con acomodación y comidas.

Después de eso y con el objetivo de permanecer en Corea, se matriculó en una universidad para estudiar coreano.

“Tuve que viajar a Hong Kong para extender mi estadía” me cuenta refiriéndose a la salida que hizo después de tres meses de estar en Corea, la duración máxima permitida sin visa para colombianos en ese país.

Un viaje corto que le permitió volver a quedarse otros tres meses en Corea sin visa. Esta vez se dedicó a estudiar coreano y enseñar idiomas a través de trabajos que encontraba en internet.

Utilizó Couchsurfing, una página web utilizada por muchos viajeros  para ahorrar costos de alojamiento al quedarse con locales que ofrecen un lugar en su casa sin ningún costo monetario.

Afortunadamente, y como si el universo conspirara para ayudarle a uno en los momentos que más perseverancia se tiene, el anfitrión que Jose consiguió estaba interesado en aprender español y aparte de ofrecerle acomodación le daba comidas.

Una beca de estudio: La solución a momentos difíciles

Beca para estudiar en Corea del Sur

Equipo de Ingenieria Eléctrica en la universidad de Sunkyunkwan

Luego de un tiempo terminó el curso de coreano y su noviazgo también. José ahora debía conseguir otra motivación para continuar viviendo en Corea y los fondos suficientes porque sus ahorros se estaban acabando.

“En esas épocas ya estaba pobre, a punto de botar la toalla pero me gusta mucho este país y tenía muchas ganas de quedarme” me cuenta.

Fue así que se le ocurrió conseguir una beca de estudio todo pago para hacer una maestría en lo que le gusta. Ingresó a la página web Study in Korea y evaluó sus opciones.

“En el sitio hay un PDF con todos los programas y universidades con los detalles de aplicación para becas. Podía aplicar por la embajada o directamente por la universidad pero yo esco­gí la segunda opción”.

Los requisitos eran:

  • Tener menos de 40 años a 1 de septiembre del año en el que se realiza la solicitud
  • Ser poseedor de un título universitario o de maestría a 1 de septiembre del año en el que se realiza la solicitud
  • Buen estado de salud y tener nacionalidad extranjera
  • Calificaciones académicas superiores al 80% (GPA) en los últimos estudios cursados
  • Carta de motivación
  • Examen de inglés que certificara el dominio del idioma

Beca para estudiar en Corea del SurComo voluntario

Hizo un viaje corto a Filipinas para extender de nuevo su estadía y de regreso en Corea participó una vez más como voluntariado con AIESEC mientras que se preparaba para el TOEFL, el examen de inglés que le faltaba para completar su aplicación.­

Estudió por su cuenta 6 horas a la semana durante dos meses con la ayuda de La Guía Oficial al TOEFL y la página web http://www.dcielts.com/. “Tenía que pasar sí o sí porque ya se me estaba acabando el dinero” insiste.

“En el examen casi me desmayo. No estaba comiendo bien en esas épocas y no tenía energía” asegura. Aun así pudo conseguir un puntaje de 90, 10 puntos por encima de lo que le exigían en la aplicación.

Con todos los documentos en mano procedió a mandan su aplicación de beca con las esperanzas de ser aceptado.

Luego de dos meses le llegó un correo con las buenas noticias y con lágrimas en los ojos se dio cuenta que todo el esfuerzo hecho había valido la pena.

Los beneficios de la beca

Beca para estudiar en Corea del Sur

La beca que se ganó es para estudiar una maestría en ingeniería Eléctrica en Sunkyunkwan University, en la ciudad de Swon a las a fueras de Seúl.

La beca le cubre todos los costos de estudios que tiene una duración de dos años, más un año de clases intensivas de coreano.

Adicional a eso, la universidad le ha transferido cada mes ₩ 900.000 (2.400.000 pesos colombianos = 800 USD) que le ayudan a cubrir todos sus gastos:

  • ₩260.000 de arriendo
  • ₩ 50.000 de servicios
  • ₩ 100.000 de almuerzo en la universidad
  • ₩ 60.000 de mercado
  • ₩ 25.000 para transporte a Seúl
  • ₩ 160.000 en salidas
  • ₩ 10.000 en internet (incluye telefonía)

Lo que sigue ahora para Jose

Jose se gradúa en Septiembre del 2018 y tiene planes de trabajar en Corea por un tiempo y luego llevar sus aprendizajes a Colombia. Si quieres contactar con Jose puedes hacerlo a [email protected]

Gracias Jose por compartir con nosotros y los mejores deseos para lo que se viene.

***

¿También quieres ganar una beca de estudio? Mira aquí cómo puedo ayudarte.

Te puede interesar:


Acerca de David

Asesoro a personas a viajar becadas y a tener experiencias internacionales. Lo hago mientras que escribo sobre los viajes, la vida y las oportunidades que están ahí afuera.


Deja un comentario

2 ideas sobre “Lo que hice para vivir y estudiar en Corea del Sur: mi beca todo pago