Beca a Suiza: Cómo hice para que la universidad patrocinara mi viaje

United Nations

Ya había pasado casi un año desde que me había devuelto de Corea. Seguía en contacto con las buenas amistades que había hecho y hablábamos de hacer un reencuentro en algún lugar del mundo. Sin embargo, yo era el único al que le quedaba más complicado pues estaba en Colombia y el resto vivía en algún lugar de Europa (Paris, Berlín, Viena, Lyon y Bordeaux).

¿Creen en el poder de los pensamientos?… yo sí, y en Junio del mismo año recibí un correo de la universidad que corraboraría mis creencias; una oportunidad para viajar de nuevo y rencontrarme con mis amigos.

En el correo, la universidad invitaba a los estudiantes de administración de empresas a aplicar a una beca parcial para representar a la universidad ante un curso de 5 días en la Organización Mundial de Comercio en Ginebra, Suiza que tendría lugar en Noviembre de ese año.

Escogerían a 5 estudiantes que cumplieran con: buen rendimiento académico, dominio del idioma inglés y recursos para cubrir los gastos del viaje.

 

El reto

  • Ésta era una beca parcial (Leer todo lo que tienes que saber sobre becas) que solo cubría los gastos del curso. Nosotros debíamos pagar tiquetes, acomodación y comida en uno de los países más caros de Europa.
  • Por otro lado, ninguno de mis amigos vivía en Ginebra, donde iba a ser el curso. De esta forma, si nos íbamos a ver tenía que ser en la ciudad donde alguno viviera para que así todos ahorraran un dinero. Pero entonces a mí me tocaría pagar por el transporte adicional a donde nos fuéramos a ver.

Que si yo tenía los recursos? Solo una parte, lo suficiente para los tiquetes internacionales de avión y la visa. Pero el resto qué? El alojamiento, la comida y el transporte a donde me fuera a ver con mis amigos?

Viaje en tren
Borde entre Suiza y Francia

 

Acción

Recordé muy bien lo que alguna vez un compañero de clase me dijo. Él se había ganado una beca parecida con la universidad para ir a un curso corto a Alemania y bajo una circunstancia similar a la mía ($), decidió mandar una carta a las altas directivas de la Universidad para ganar su apoyo y financiar, así, el resto del viaje.

Teniendo eso en cuenta, apliqué a la convocatoria sin tener todos los recursos en ese preciso momento. Al mismo tiempo envié cartas al decano académico, al director de carrera y al vicerrector del medio universitario en busca de su apoyo, esperando que alguno me colaborara.

Primero me llamaron de la beca para entrevista, donde los organizadores me recordaron “Si no puede pagar y al final cancela, es un cupo que pierde la universidad y sus compañeros”… yo acentué con la cabeza y asegure que no había nada de que preocuparse.

Colombianos en la UN
En la sede de las Naciones Unidas, donde se realizó la conferencia.

No les voy a negar que si me dio como cosilla decir una cosa que quizá no fuese a salir. Me imagine los dos posibles escenarios:

  • Positivo: Que consiguiera apoyo de la Universidad para financiar mi viaje. Viajo y me veo con mis amigos de nuevo.
  • Negativo: Que no consiguiera ningún apoyo para financiar el viaje. Darle las malas noticias a mis amigos y quedarme esa semana en Bogotá, mirando por la ventana y quedar mal ante la universidad.

… “no, no! así de malo no podía ser” me dije a mi mismo. ¿Qué otra opción existía?

“Pues pido plata prestada y listo!”… una opción que no me llamaba mucho la atención pero por el deseo de viajar de nuevo, se convertiría en mi plan B.

La buena y la mala noticia:

Luego de unas semanas, los organizadores del viaje a Suiza enviaron un e-mail con los 5 seleccionados a representar la universidad… yo estaba entre uno de ellos.

Tour en Ginebra
Caminando por la fría Ginebra.

Por otro lado, recibí respuesta negativa de las tres solicitudes de ayuda. Cada una argumentaba que esa no era la labor de ellos. En su carta de respuesta, el vicerrector del medio universitario me recomendó solicitar el apoyo ante la decanatura del medio universitario, encargada de estos asuntos.

Tan rápido como pude, remití la carta a la decanatura. Pero el día que fui a entregarla, la secretaria me contó que el decano no podía revisar la solicitud en esos momentos porque lo acababan de operar del corazón.

La universidad ya me había escogido para viajar a Suiza sin tener los recursos asegurados, pero que me los conseguía me los conseguía.

Trabajo en equipo:

Los demás seleccionados a representar la universidad eran amigos y compañeros cercanos de clase, quienes al igual que yo, encontraron en el curso a Suiza la razón perfecta para hacer un viaje extendido por Europa.

Recorriendo Ginebra de noche
Recorriendo Ginebra de noche

Entre todos hablamos y acordamos que trabajaríamos juntos para ganar algún apoyo para el viaje, cualquier cosa que nos ahorrara dinero.

De esta forma contactamos a la universidad, y entre todos logramos que nuestra facultad cubriera los gastos de acomodación, desayuno y transporte en Suiza (desde donde nos hospedamos hasta donde se dictaba el curso).

Ya teníamos buena parte del viaje financiado. Y las cosas no podían ser mejor, ¿o sí? …

Katherine era otra de las seleccionadas que también había estado inicialmente buscando apoyo de la universidad para financiar el viaje. Faltaban alrededor de tres semanas para el viaje y ni ella ni yo habíamos comprado los tiquetes de avión.

Luego de que ella también mandó cartas solicitando apoyo, el decano del medio universitario le respondió positivamente. La universidad pagaría el 50% de los costos de los tiquetes de avión a todos ellos que no los hubiesen comprado.

Ella no podía estar más feliz y sabiendo de mi situación me contactó. Fue de esta forma que los costos de mi viaje a Suiza no superaron los 1,5 millones de pesos colombianos (menos de 500 USD)… incluyendo claro, mi parada por Lyon, Francia donde me reencontré con mis amigos.

Reunion con amigos
Reunión en Lyon con mis amigos después de un año.

 

Aprovecho este post para darle gracias una vez más a Katherine y al resto del grupo!

El aprendizaje con ésta experiencia fue que ser pilo paga si uno habla y que las cosas salen mejor si te unes con demás personas persiguiendo los mismos objetivos. Recuerda que nada se pierde por preguntar.

¿Tu universidad también ofrece becas? No olvides compartir en los comentarios tus experiencias, seguro que nos ayudan a todos 🙂

Saludos y feliz semana!

 

Sobre David 63 Artículos
Asesoro a personas a viajar becadas y a tener experiencias internacionales. Lo hago mientras que viajo como voluntario y escribo sobre los viajes, la vida y las oportunidades que están ahí afuera.

10 Trackbacks / Pingbacks

  1. Problema con la autoridad: trabajar, ahorrar y viajar - Vivir Viajar Amar
  2. Becas y Convocatorias: consejos y herramientas para este nuevo año
  3. Me pagan por estudiar en Dinamarca - Vivir Viajar Amar
  4. Cómo gané una beca de estudio para viajar a Francia - Vivir Viajar Amar
  5. La mejor opción a la hora de viajar: ¿idiomas, becas o voluntariados?
  6. Cómo terminé mi tesis en menos de un mes en otro país | Vivir Viajar Amar
  7. Resuelve los 4 errores más comunes al redactar una carta de motivación
  8. Resuelve los 4 errores más comunes al redactar una carta de motivación para beca
  9. Lo que hice para vivir y estudiar en Corea del Sur: mi beca todo pago
  10. Carta de motivación para beca: Que te paguen por estudiar si es posible!

Deja un comentario